¿Qué es la tasa de rebote y cómo se reduce?

  • 5 febrero, 2016
  • SEO
tasa de rebote

Hoy vamos a hablaros de un término que resulta esencial para el posicionamiento web. Nos referimos a la tasa de rebote. Pese a lo que muchos neófitos en el mundo del SEO estéis pensando, con el porcentaje de rebote (bounce rate en inglés) no nos referimos a la cantidad de veces que DeAndre Jordan atrapa el balón en defensa o ataque para Los Angeles Clippers.

La bounce rate hace referencia al abandono de una web por parte de un visitante, sin haber explorado más páginas o secciones de la misma que en aquella que ha ‘aterrizado’. Suele considerarse la frontera de los 30 segundos para determinar si una visita a la web engrosa el ‘saco’ de la tasa de rebote (una permanencia de menos de 30 segundos sería rebote).

Como cifra, el porcentaje de rebote se expresa de manera sencilla como el resultado de dividir el número de visitas que están menos de 30 segundos en una única página de la web entre los visitantes que tiene la web en total.

Un bajo porcentaje de rebote está íntimamente relacionado con aspectos tales como una correcta jerarquización de los contenidos en la página, un diseño atractivo, una velocidad de carga aceptable o una ausencia de elementos de distracción, entre otros.

¿Qué nos dice la tasa de rebote?

Frank Zappa acuñó una de las frases más geniales de la historia del rock al decir que, en su opinión, sólo existían dos clases de música, “la que me gusta y la que no me gusta”. Lacónico y genial como siempre, el añorado Frank. De manera parecida se puede hablar al estudiar el rebote en una web. Simplificando mucho, si un elevado número de personas abandonan nuestra página en menos de 30 segundos, sin interesarse por ninguna otra sección más que en la que han dado sus huesos cibernéticos, es que a) el tráfico que estamos consiguiendo para la web no es el adecuado, o b) el tráfico que obtienes es justo el idóneo.

Queremos decir que una web preñada de contenidos interesantes, orientada a la resolución de dudas o con secciones bien posicionadas para términos de búsqueda concretos puede tener un elevado rebote, sin que esto quiera decir que la web esté mal diseñada o jerarquizada. Ejemplo al canto.

Si yo soy un fan del baloncesto y quiero saber cuál es el ‘máximo reboteador de la NBA en 2015’, Google me llevará a esta sección de la web Ultimate NBA. ¿Carga muy lenta esta página? Pues no, la verdad es que no. ¿Está mal diseñada? Hmmm, tampoco puede decirse eso. ¿Me atormenta con una lluvia de pop-ups? Nop. Entonces, ¿qué ocurre? Pues, ni más ni menos, que Ultimate NBA ha satisfecho a la perfección una necesidad muy concreta en forma de búsqueda y me ha mostrado que DeAndre Jordan lleva dos años consecutivos siendo el máximo reboteador de la liga (lástima que sea nefasto con los tiros libres…). Puede que luego vuelva a la web a hacer una visita prolongada pero, de momento, no necesitaría estar más tiempo o visitar más secciones que aquella en la que he encontrado el dato que buscaba.

Reducir la tasa de rebote

¿Queremos decir, pues, que una elevada tasa de rebote equivale a decir que tenemos una web interesante y bien estructurada? Por desgracia, no. Reducir la bounce rate resulta esencial, especialmente en webs orientadas a la conversión. Y bien, ¿qué debo o no debo hacer si quiero reducirla? He aquí unas cuantas ideas:

  • Bye-bye pop-ups: pocas cosas son más molestas e intrusivas en la experiencia de navegación como los pop-ups o, asimismo, los interstitials. A no ser que aporten contenido o resulten esenciales por algún motivo, trata de evitarlos.
  • Cuida el diseño: El contenido que aportas ha de ser atractivo, tanto desde el punto de vista gráfico como en términos de legibilidad. Piensa en tu target, en lo que quiere encontrar y amóldate a él.
  • Usabilidad: Sigue los estándares de diseño web imperantes y estructura el contenido y elementos de la web (logo, menú, textos…) allí donde el usuario espera encontrarlos. En un par de segundos o menos el visitante tiene que saber dónde puede encontrar lo que busca. En este sentido, el principio de menos es más es perfectamente aplicable.
  • Navegación intuitiva: Déjale claro al usuario dónde está cada cosa que ofreces. Unas herramientas muy útiles a la hora de saber qué es lo que buscan las personas que acuden a tu web son los ‘mapas de calor’. Herramientas como Mouseflow o Hotjar te proporcionan valiosísimos datos acerca de los lugares en los que se hace clic, dónde se hace scroll, por dónde se mueve el ratón…
  • Velocidad de la web: Cuantos más segundos tarde en cargar tu página, más gente la abandonará.
  • Mal uso de las llamadas a la acción: Es necesario hacer uso de los call to action para que el visitante sepa qué es lo que te interesa que lea, visite o abra.
  • Contenido audiovisual: Las últimas estadísticas muestran (nosotros te lo hemos enseñado en alguna ocasión) que hay un 41% más de posibilidades que un internauta medio vea un vídeo que lea un texto. Eso sí, el vídeo bien empleado es una herramienta. El contenido audiovisual intrusivo (la reproducción automática, por ejemplo) puede ser un arma de doble filo.
  • Be mobile my friend: Muchas webs tienen una elevada tasa de rebote porque, a estas alturas de la película, no cuentan con una versión mobile friendly. Ten en cuenta el elevadísimo tráfico que llega a tu web a través de dispositivos móviles. Si tu página no es amigable, se marcharán por donde han venido.
  • Prioriza y segmenta la información: Agrupa los diferentes contenidos en categorías o secciones, de manera que el usuario pueda ‘respirar’ y no se encuentre con un bloque enorme de negro sobre blanco.
  • Analiza los embudos de conversión: Estudia los pasos que tienen que dar los usuarios desde que entran a la web hasta que se registran-compran-envían un mail (es decir, hasta que conviertes) y determina dónde suelen abandonar el proceso en mayor medida.

Recuerda que, en Seocoach, podemos ayudarte a que tu web, al contrario que el bueno de DeAndre Jordan, tenga una baja tasa de rebote. Analizamos tu página para generar tráfico de calidad, retenerlo y orientarlo a la conversión.

También te puede interesar

Ver todos los posts

SEO Coach es una empresa de marketing online, SEO, SEM, redes sociales y comunicación, cuyos servicios se orientan a Pymes y profesionales, para mejorar su visibilidad online y también offline.

Informe SEO Gratuito
Sin Comentarios
 

Leave a Comment