Los pecados capitales de una tienda online

Los pecados capitales de una tienda online

 

Según un estudio realizado por la firma Doofinder, el 70% de los compradores habituales en internet tienen edades comprendidas entre los 25 y los 44 años. En general, son las mujeres las que realizan más operaciones de compra en la red. Sea como fuere, casi 8 de cada 10 españoles compran, en mayor o menor medida, en internet.

Cuando disponemos de una tienda online, lo que tenemos que hacer es, grosso modo, atraer compradores y conseguir que encuentren lo que necesitan en nuestro catálogo, asegurarles una navegación agradable, fluida y rápida, aportar información suficiente y útil sobre los productos o servicios que ofrecemos y, last but not least, garantizar un medio de pago fiable y sencillo (y, por supuesto, una modalidad de envío ágil y barata).

En alguno de los puntos irrenunciables (o en varios) anteriormente expuestos suelen encontrarse los principales errores de las tiendas online. Algunos de los pecados de una tienda en internet pueden resumirse en lo siguiente:

  • + La información de la empresa (historia, valores, timeline, sedes, equipo…) domina con respecto a lo que importa, es decir, lo que vendemos.
  • + Poca información: Si permitimos un acceso sencillo a nuestro catálogo, pero en nuestros productos no figuran datos esenciales (precio, gastos de envío incluidos o no, materiales, fotos de buena calidad…) el resultado es un cliente que se va por donde ha venido.
  • + El buscador interno de la tienda (si, ese cajetín rectangular con la lupa) es inexistente o ineficaz. Si el buscador de tu tienda online no permite la corrección de errores ortográficos o gramaticales en la búsqueda, no admite sinónimos ni plurales o no conduce a sugerencias alternativas, entonces no es eficaz.

Otro gran error de una web de ecommerce tiene que ver con la concepción y diseño de las páginas de aterrizaje en su publicidad en Google Adwords o Redes Sociales. Para empezar, una landing page debe conducir a una página de destino en la web que sea relevante o que se relacione directamente con el mensaje de la campaña. No hay nada peor que la página de destino sea la de inicio o el clásico ‘¿quiénes somos?’ de la web. Es decir, el anuncio que sale ante los ojos de un usuario que busca una camisa deportiva de hombre debe conducirle a donde pueda comprar una camisa deportiva de hombre.

Las landing pages deben incluir, necesariamente, llamadas a la acción (sólo una, en principio) que apelen a las intenciones de compra de la audiencia y, además, los formularios deben ser lo más sencillos posible. Un formulario que resulta muy largo en un primer vistazo equivale, de nuevo, a un cliente que se va por donde ha venido.

Asimismo, en el diseño de una landing page es más recomendable el minimalismo que abigarrar todo con banners, calls to action, categorías, menús, submenús y demás elementos que, al final, lo único que hacen es distraer al internauta de lo que debe hacer.

 

También te puede interesar

Ver todos los posts

SEO Coach es una empresa de marketing online, SEO, SEM, redes sociales y comunicación, cuyos servicios se orientan a Pymes y profesionales, para mejorar su visibilidad online y también offline.

Informe SEO Gratuito
Sin Comentarios
 

Leave a Comment