Las redes sociales al rescate del superhéroe

las redes sociales al rescate del superheroe

Marvel parece, en los últimos años, la gallina de los huevos de oro de la industria del cine. Prácticamente todos los proyectos de celuloide y TV en los que la ‘casa de las ideas’ participa como productora o fuente de material original (Vengadores, Guardianes de la Galaxia, X Men, Capitán América, Iron Man, Agents of Shield…) aseguran unos ingresos millonarios. Con más o menos fortuna, todos los iconos de la editorial habían tenido su versión en la gran pantalla (de Capitán América a Daredevil) o, al menos, se había anunciado algún proyecto, incluso con las ‘franquicias’ menores (Ant Man, Black Panther, Doctor Extraño, Luke Cage,…).

Es curioso, sin embargo, que uno de los personajes más exitosos de Marvel en las últimas dos décadas (especialmente al otro lado del Atlántico) no estuviera en las quinielas de los que deciden qué película de Marvel tiene luz verde y qué otra se queda en el tintero. Nos referimos, claro está, al único e inimitable ‘Mercenario Bocazas’. En efecto, el bueno de Deadpool (Masacre en la piel de toro, Wade Wilson para los amigos) es una figura icónica del tebeo desde los 90.

Sin embargo, las propias características del personaje que le han hecho tan popular (su caricaturesco sentido del humor pop, tendencia a romper en todo momento la ‘cuarta pared’, el tono autoreferencial y paródico de las historias,…) hacían de este ‘producto’ algo con mala traslación a la gran pantalla. Un riesgo que pocos estudios querían correr y, aún menos,  financiar.

La película de Deadpool quedó en lo que los estadounidenses llaman ‘development hell’ (http://en.wikipedia.org/wiki/Development_hell ) durante años. La mala acogida que tuvo el personaje como secundario en X Men Origins: Lobezno (totalmente desprovisto de su personalidad y de los rasgos que le han hecho tan popular) tampoco ayudó.

Sin embargo, pocos podían imaginar que las redes sociales iban a tener el poder de ‘salvar’ a todo un superhéroe.

El poder viral

Hace unos meses, el tráiler de lo que iba a ser el proyecto original para la película de Deadpool (protagonizada por Ryan Reynolds) se filtró en Youtube. La respuesta de los fans fue inmediata. En apenas minutos, las redes sociales se inundaron de reproducciones del vídeo, ‘likes’ y comentarios entusiastas.

Obviamente la 20th Century Fox (propietaria de los derechos del personaje), no se quedó impasible. Días después de que ‘el efecto Deadpool’ comenzara a arrasar en las redes sociales, los ejecutivos de la productora se reunieron con Rob Liefeld, autor del popularísimo antihéroe, para discutir el verdadero impacto de la filtración.

Liefeld ha llegado a comentar que “creo sinceramente que el tráiler filtrado ha sido uno de esos momentos en los que los fans consiguieron que su voz se oyera a través de las redes sociales”.

Finalmente, el estudio lanzará la cinta en febrero del 2016. El propio Ryan Reynolds lo confirmaba en su cuenta de Twitter (creando aún más revuelo entre los aficionados).

Estamos ante un buen ejemplo de cómo el feedback y los datos que se extraen de las RRSS pueden servir como información de gran utilidad para una empresa, independientemente de su tamaño. Y es que, si las redes sociales pueden salvar a un superhéroe, ¿qué no pueden hacer por tu negocio?

También te puede interesar

Ver todos los posts

SEO Coach es una empresa de marketing online, SEO, SEM, redes sociales y comunicación, cuyos servicios se orientan a Pymes y profesionales, para mejorar su visibilidad online y también offline.

Informe SEO Gratuito
Sin Comentarios
 

Leave a Comment