Herramientas de detección de plagios en Internet

plagio en internet

La sabiduría popular le atribuye a Newton la frase “si he podido ver más lejos, es porque me he aupado en los hombros de gigantes”. El popular físico y matemático inglés se refería, humildemente, a que sus descubrimientos se basaban en los avances de otros grandes genios que habían vivido, visto y escrito antes que él.

En el mundo de Internet es difícil ser original. Obviamente, a la hora de desarrollar un contenido es fácil tener que acudir a dos o más fuentes. Sin embargo, el uso de fuentes no equivale al abuso, del mismo modo que auparnos a hombros de gigantes no es lo mismo que pisotear sus cabezas y robar su trabajo.

Un estudio realizado en su momento por la firma DmRights (inQualitas se hace eco de él, en este artículo) apuntaba que en el año 2014, se estimaba que el plagio en internet alcanzaba a aproximadamente el 63% de los contenidos digitales. Es decir, que sólo el 37% de las informaciones, posts, noticias o contenidos en la red de redes son puramente originales (en 2005, el porcentaje de plagios en Internet apenas era del 25%).

La propia DmRights diferencia distintos tipos de plagio. En este sentido, habla de plagio parcial (contenido recabado a partir de varias fuentes), minimalista (más de ideas que de párrafos concretos), citación (se cita a la fuente original, pero no se da manera de acceder al lugar exacto donde se recabó la información) y auto-plagio, es decir, publicación del mismo material en diferentes medios de manera inalterada o con ligeras variaciones.

Herramientas para detectar plagios en internet

La clave del plagio está, como vemos, en la forma. Coger contenidos o ideas, aunque se alteren lo suficiente como para no tener que ver con la fuente original, sin citar de dónde los hemos sacado o sin permitir acceder a ese foco primigenio de inspiración es, directamente, plagio.

Siempre que escribas textos (en Internet, para la Universidad, para un libro…) es necesario que dejes clara la autoría de quién/quienes te han inspirado la idea y, asimismo, des facilidades para que el lector pueda acceder a esa fuente primera.

Si no lo haces ya por puro altruismo y ética, hazlo por egoísmo. Ya te hemos hablado de los riesgos que existen para una web con contenido duplicado (http://seocoach.es/consejos-para-detectar-y-evitar-contenido-duplicado/ ). En la red tienes diferentes herramientas para saber si un texto que utilizan terceros ha sido copiado a partir de contenidos tuyos, si un contenido facilitado por un proveedor muestra coincidencias con dos o más fuentes… estos son algunos de los detectores de plagio online más a mano:

  • Plagium: El más básico y, asimismo, el más utilizado. Permite, si darse de alta, comprobar coincidencias de párrafos de texto no demasiado extensos. Eso sí, sólo se puede hacer uso de esta versión gratis unas pocas veces al día desde cada IP. Hay versiones más completas y exhaustivas que requieren ‘pasar por caja’.
  • Plagiarism Checker: Permite buscar coincidencias en textos muy breves (unas 32 palabras), recibir alertas en caso de que se utilicen contenidos de tu web, facilitan información para denunciar posibles casos de plagio…
  • Plagiarisma.net: Ideal, como Plagiarism Checker, para realizar búsquedas rápidas y breves. Es decir, si ya andas ‘con la mosca detrás de la oreja’ y te suena que un párrafo concreto en un texto ajeno es de tu ‘cosecha’, puedes confirmar aquí tus sospechas.
  • Copyscape: Uno de nuestros favoritos. De manera sencilla te permite saber si contenidos de una url concreta están siendo usados por terceros, si un texto que te han facilitado proveedores está plagiado… también tiene una versión Premium, pero su servicio ‘básico’ es bastante completo.

 

También te puede interesar

Ver todos los posts

SEO Coach es una empresa de marketing online, SEO, SEM, redes sociales y comunicación, cuyos servicios se orientan a Pymes y profesionales, para mejorar su visibilidad online y también offline.

Informe SEO Gratuito
Sin Comentarios
 

Leave a Comment