El día que Marillion reinventó internet

marillion crowdfunding

Además de facturar obras maestras de la música rock de los 80 como Fugazi o Clutching at straws, los incombustibles Marillion pueden enorgullecerse de haber sido los primeros en lanzar una campaña de crowdfunding en la red (más concretamente, sus fans), en uno de los ejemplos más tempranos, espontáneos y exitosos de un movimiento asociativo en internet, cuando la red de redes todavía daba sus primeros pasos a nivel masivo. Si, amigos, hubo un día en que Marillion, casi sin quererlo, cambiaron el mundo de la música (y la financiación de proyectos en red) de una manera en que sus discos no pudieron.

Nadando a la contra

Lo cierto es que la trayectoria de este grupo escocés tiene mucho mérito. Vender 15 millones de discos en plenos años 80, en una época en la que el pop-rock progresivo era sinónimo de caduco, jurásico, pomposo y demodé no es moco de pavo. Bandas como ésta, It Bites o Pendragon mantuvieron viva la llama de Yes, King Crimson o Genesis en la década de los sintetizadores, las hombreras y el pelo cardado. Hoy en día se mantiene como una banda emblemática y conocida, quizá el grupo ‘de culto’ más popular de la historia (con permiso de Motörhead).  Sin embargo, a mediados de los 90, la realidad de la banda era bien distinta.

Hacía 8 años que el carismático cantante Fish había abandonado la nave para dar paso a Steve Hogarth. Pese a que los primeros álbumes con Hogarth fueron exitosos, especialmente desde el punto de vista artístico, la posición de Marillion era ahora muy complicada. Su disco del 96 This Strange Engine no había vendido prácticamente nada, y ni la discográfica ni la banda podían sufragar los costes de una gira por los Estados Unidos. Es entonces cuando la maquinaria de los fans en un internet aún en pañales empezó a carburar.

Los fanáticos de Marillion consiguieron recaudar unos 60.000 dólares de la época por internet e hicieron realidad la gira americana de la banda. La experiencia y el movimiento de los fans en la red fue tan espontáneo (y beneficioso para el combo escocés), que el grupo, esta vez por iniciativa propia, decidió repetir la prueba cuatro años más tarde para financiar la grabación del disco Anoraknophobia (gran título) a través de un servicio de pre-venta en su web, antes de que ni una sola nota del trabajo estuviera registrada en estudio. 12.500 fanáticos respondieron a la llamada de Marillion. Como ves en la siguiente imagen, repitieron el experimento en diversas ocasiones, como cuando entraron en el estudio para editar su trabajo Marbles.

crowdfunding de marbles

fuente: www.marillion.com

Este ejemplo de ‘mecenazgo’ y crowfunding online primigenio tiene una serie de características que lo hacen más original aún si cabe:

  • + De abajo a arriba: son los fans los que toman la iniciativa y ponen las bases del proyecto.
  • + Espontáneo: la ‘llamada’ se generó a través de foros y mensajes en la red.
  • + Organizada: pese a la naturalidad con la que se puso en marcha la ‘maquinaria’, el proceso de recaudación de fondos adquirió unos elevados niveles de organización gracias a las (aún incipientes) posibilidades que ofrecía internet.

Desde entonces, webs como Sella Band (https://www.sellaband.com/ ) o JustGiving han ‘copiado’ y profesionalizado este modelo de financiación y mecenazgo en la red.

También te puede interesar

Ver todos los posts

SEO Coach es una empresa de marketing online, SEO, SEM, redes sociales y comunicación, cuyos servicios se orientan a Pymes y profesionales, para mejorar su visibilidad online y también offline.

Informe SEO Gratuito